En abril de este 2017 nos casamos con Chris, un hombre maravilloso; fue allí que apareció la valentía y decidí darle forma a algo que había querido hacer desde hace mucho; aprender a manipular flores y hacer diseños con ellas. Tome un curso de ramos de novia con el fin de armar mi ramo y mi tocado, fue un día de aprender, de descubrir, de tomar notas, de dejar muchos apuntes de cosas por aprender y hacer….fue un buen día.

Cuando llegó el gran día, a pesar de la cuota de estrés propia del matri, el ramo y tocado quedaron como desee, de muchos colores y de gran variedad de flores (me encantan todas, es difícil escoger para mí); con esta experiencia perdí el miedo de hacer arte con flores, de creer que es posible y aventurarme con este emprendimiento.

No puedo dejar de agradecer a Chris, él ha sido quien más me ha motivado para comenzar y no ha dejado de estar cada vez que necesito su ánimo y aliento, él que junto a mi familia y amig@s son como soles que me alientan cada mañana. Les amo!

Para l@s futur@s compañeros de este viaje, solo puedo decir “gracias por la confianza y que cada nuevo diseño lo haré con el corazón y pensando en cada uno de ustedes”

Un abrazo cariñoso

Guarda tu Presupuesto